Participantes:

  • Rubén Garín
  • Marcos Valle

Retornamos a una vieja amiga, que tantos quebraderos dio en su día, y que promete más entretenimiento que un puzle de 10000 piezas: a las 9, quedamos en Arredondo, Marcos Valle y Rubén Garín para subir a desobstruir la Sima del Corzo, en la Garma de Bucebrón.

La idea es ampliar las 4 estrecheces que en su día ya se desobstruyeron, pero que hacían muy penoso el tránsito y dado que se pretende bajar a punta bastantes veces, acordamos dejar la torca algo más cómoda para que no se nos quiten las ganas al tercer intento.

No sabemos si serán las ganas de atacarla pero aún no eran menos cuarto y ya estábamos allí. Café de rigor y para arriba.

Una vez llegados a la zona de la cabaña, preparamos las sacas con el material, que resultan bastante pesadas, así que, sin prisas, subimos hacia la boca. A las 09:45 Marcos comienza a instalar el pozo de entrada y comenta que recordaba una boca de pozo más amplia... al contrario que la desobstrucción, que recordábamos más corta. Todas las expectativas caen ya que la roca, aunque muy fisurada no nos da tregua.  Conseguimos ampliar unos dos metros de la estrechez unos 15 o 20 cm de grosor, lo que nos hará llegar a la base del primer pozo con un poco más de "dignidad".

Alas 15:30 finalizamos actividad y nos vamos a recuperar fuerzas a la Taberna de Bustablao.

Primer día de trabajo y nos deja claro que no va a ser tan fácil como esperábamos. El objetivo de dejarla lista para el campamento de semana santa está lejos aún, pero las ganas de trabajarla están intactas.